El balance entre altas y bajas dentro del plantel de Rosario Central en el último mercado de pases dejó un saldo positivo para las arcas canallas. A través de un comunicado, el club confirmó que ganó algo más de 1,3 millones de dólares en el recambio de futbolistas.

En total, la Academia facturó U$S 3.230.117,19 a partir de las transferencias de Elías Gómez, Leonardo Gil y Duván Vergara. A estos tres se suma Matías Caruzzo, quien rescindió su contrato para regresar a Argentinos Juniors, y Fernando Zampedri, a préstamo en Chile.

Por otra parte, la entidad se comprometió a desembolsar 1.851.125 dólares para cubrir las incorporaciones a disposición del entrenador Diego Cocca. En ese rubro figura la compra de la mitad del pase del lateral Damián Martínez y el 30% de los derechos económicos sobre el delantero Federico Martínez, quien debutó este fin de semana ante Arsenal.

Estos fueron los únicos gastos para cerrar la llegada de refuerzos, ya que el defensor Joaquín Laso se sumó como jugador libre procedente de México. En cuanto al resto de las caras nuevas, tanto Kevin Gutiérrez como Cristian González y el juvenil Rodrigo Gómez fueron cedidos sin cargo.