El Canalla tiene avanzó en la gestión para el arribo de Joaquín Laso, mientras sigue buscando otro zaguero y un lateral derecho.


Luego de la pérdida de tres titulares más Fernando Zampedri, y la amenaza de renuncia de Diego Cocca, la dirigencia canalla por fin se centró en la búsqueda de refuerzos necesarios para pelear por no descender. Son varios los frentes abiertos y hay una negociación encaminada para abrochar la primera incorporación, más allá del regreso de Marco Ruben.

Joaquín Laso es el defensor central que más seduce al entrenador, y por quien más esfuerzo está haciendo el canalla. El jugador de 27 años está en conflicto con el San Luis de México, y busca destrabar su situación para arreglar con otro club, preferentemente del fútbol argentino.

Joaquín Laso en su época en Vélez

Vélez, donde ya estuvo entre 2018 y 2019, se mostró interesado en repatriarlo. Sin embargo la falta de presupuesto lo haría desistir de la operación. Tras una primera oferta rechazada, desde Arroyito reforzaron la propuesta con más dinero y contrato por tres años, con lo que creen que podrán convencer al jugador.

Por otro lado todavía está vigente la posibilidad de acordar con Matías Silvestre, un zaguero cuyo nombre suena en cada mercado de pases, y este no fue la excepción. La idea es avanza con al menos dos zagueros, teniendo en cuenta que a la salida de Miguel Barbieri se le sumaría la casi segura partida de Matías Caruzzo, que volvería a Argentinos.

Matías Silvestre en el Catania de Italia

Para eso el Bicho debería abonar los u$s200 mil de su cláusula de rescisión, aunque teniendo en cuenta que Central le debe plata al ex Boca, se podría arreglar por un monto menor.

Por último, para el lateral derecho el más firme es Marcelo Weigandt. De este modo, un juvenil de Boca ocuparía el lugar dejado por otro chico del Xeneize como Nahuel Molina.




Comentarios