La Justicia provincial ordenó este miércoles mantener la custodia policial de un joven internado en el Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria. La medida es el paso intermedio para dictar la prisión preventiva del hombre de 32 años, acusado de apuñalar a su pareja de 20 en la zona norte rosarina.

Gabriel Alejandro Moyano fue imputado por el violento ataque registrado el último fin de semana en Medrano al 1000, donde convivía con la víctima al margen de que ya había tres denuncias por violencia de género en su contra. De acuerdo a fuentes oficiales, ninguna había derivado en restricciones para vincularse con la muchacha de 20 años.

Al cabo de la audiencia que se llevó a cabo excepcionalmente en una sala del efector, el juez Florentino Malaponte ordenó que el sospechoso permanezca detenido por el plazo de ley mientras avanza la investigación. El fiscal Adrián Spelta apeló a la figura de homicidio calificado y agravado por el vínculo en grado de tentativa para definir el hecho ocurrido el domingo.

Según algunos testimonios recabados por el Ministerio Público de la Acusación (MPA), Jazmín Sosa y su novio habían protagonizado peleas anteriormente y la vida de ella estuvo en peligro a partir de este último episodio. En las últimas 72 horas la joven tuvo una evolución favorable y permanecía alojada en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca). En tanto, aún no se pudo esclarecer en qué circunstancias apuñalaron al presunto agresor.