La comisión de Servicios Públicos se reunió este lunes y aún quedan detalles por acordar entre los diferentes bloques.


La tratativas dentro del Concejo Municipal para determinar el aumento de las tarifas de taxis que solicitaron los trabajadores del sector se sigue dilatando y finalmente la discusión dentro de la comisión de Servicios Públicos pasó para el jueves ya que aún restan detalles a acordar entre los diferentes bloques dentro del cuerpo legislativo local.

Hace dos semanas los taxistas solicitaron una suba del 20 por ciento, un valor muy inferior al que arrojó el estudio de costos que arrimaron desde ese sector y del que solicitaron los ediles aunque todos están de acuerdo en que no hay demasiado margen para ajustar los valores merced a la crisis que se vive en el país.

En ese sentido, desde el Concejo vienen limando las diferencias desde hace varios días entre los diversos sectores intervinientes. Incluso hay algunos que no expresaron públicamente su postura en relación al incremento.

En relación a la reunión de este lunes, La concejal de Juntos por el Cambio, Renata Ghilotti precisó a LT8 que están “tratando de hablar con los bloques” y que se determinó “dejar abierta la comisión” para ajustar algunos puntos. El próximo jueves podría haber novedades de la suba.

Consultada sobre qué aspectos aún hay algunas diferencias, Ghilotti precisó que se trata de “algunas cuestiones que tienen que ver con las prórrogas de las chapas que se van a vencer de diez años y la posibilidad de otorgar un año más para le cambio de vehículo”.

“Nosotros tenemos que dar una discusión de tratar de agarrar todo el sistema y ver de qué manera optimizar costos y poder darle al sector la posibilidad de que la tarifa no sólo sea la vía de ajuste”, precisó la edila.

De confirmarse el incremento del 20 por ciento el próximo jueves, la bajada de bandera quedaría en $63 y las fichas en $2,90.

Mientras tanto, hay expectativa de los taxistas quienes esperan que el aumento salga esta semana de manera urgente para paliar la crisis que vive el sector. Si bien no están programadas marchas no movilizaciones, los dueños de taxis ansían una definición sobre esta temática. Hasta el momento siguen de cerca cada reunión y cada debate dentro de Servicios Públicos.

Los remises, con un panorama similar

Los remiseros también pidieron al Concejo Municipal un aumento de tarifa del 20 por ciento y la posibilidad de extender dos años más la vida útil de los vehículos que integran la flota.

En diálogo con La Capital, según el titular de la Cámara de Remises de Rosario, Alfredo Gordo, la actividad atraviesa una profunda crisis y advirtieron que hasta el momento se redujo en un 45 por ciento respecto al 2018.

“Los números no dan. Hay agencias de remises que se han fusionado para poder seguir trabajando y más de la mitad de los titulares de licencias las han devuelto a la Municipalidad por la imposibilidad de continuar en el servicio”, alertó.




Comentarios