El "Pocho" posó en las paradisíacas playas del Pacífico mientras el volante se reencontró con sus hijos.


Los años de convivencia en la Selección Nacional no parecen haber acercado a Javier Mascherano y Ezequiel Lavezzi en materia de ocio. Al menos así lo demuestran los jugadores durante unas vacaciones diametralmente opuestas hasta que se reanude la competencia en el fútbol chino.

Acostumbrado a compartir con sus seguidores los lujos que le permiten sus horas de descanso, el “Pocho” subió postales desde la Polinesia Francesa. A través de su cuenta de Instagram, el delantero confirmó que estuvo instalado en Tetiaroa, la isla que se hizo famosa como el lugar de retiro de Marlon Brando.

Por su parte, el “Jefecito” nada quiso saber de entrada esos paisajes ni las aguas cristalinas del Pacífico. En cambio, aprovechó la licencia del Hebei Fortune para reencontrarse con sus hijos en la intimidad de la estancia que compró el año pasado.

A través de la misma red social, el mediocampista compartió parte de un paseo en San Pedro junto al pequeño Bruno, el menor de sus tres hijos. Más tarde también lo fotografió subido a un caballo y también retrató a una de las hermanas del nene.




Comentarios