Precisó que hace dos años advirtió sobre lo que sucede y que no tiene registros que apunten contra el jefe policial baleado.


El fiscal federal Walter Rodríguez, que viene denunciando desde hace dos años complicidad policial con bandas ligadas al narcotráfico, se refirió este jueves al ataque que sufrió el jefe de la Policía Federal delegación Santa Fe, Mariano Valdés, y acláró que sus advertencias no están ligadas al hecho que sufrió el jefe policial. Además se quejó de la falta de respuestas desde Nación luego de que la ministra Bullrich reconociera no tener constancia de sus alertas.

En diálogo con Radio 2, el fiscal santafesino explicó que el oficio que presentó ante el Ministerio de Seguridad hace dos años no tiene relación directa con la autoridad policial. “Yo no tenía en mi radar a Valdés, lo de Valdés fue una cuestión que sucedió más tarde y (fue) accidental a la comunicación que cursé al ministerio”, precisó el funcionario judicial.

De esta manera, el fiscal desvinculó la balacera contra el jefe policial en la autopista con la carta que envió y que no llegó a manos de la titular del Ministerio de Seguridad de la Nación.

Rodríguez manifestó que su intención fue “comunicar la existencia (de complicidad con bandas criminales) de las policías (Federal y provincial)”. Y aclaró que su objetivo fue que desde Nación “vean que hay un problema y que los fiscales no tenemos con quién investigar hechos”.

Luego recordó una denuncia puntual en el que le tocó intervenir y en el que el equipo de policías designado para llevar adelante las actuaciones “en realidad tenía negociaciones con el narco que se estaba investigando”.

El representante del Ministerio Público de la Acusación precisó que “es bastante conocida la trama de corrupción policial y me animaría a decir que no nació el día que yo llegué a trabajar en Santa Fe”. Y añadió: “No contamos con herramientas para investigar de manera sensata en los casos que nos toca intervenir”.

En ese sentido, se refirió al reproche que sufrió de parte de Patricia Bullrich quien se quejó de que el fiscal no la anoticiara del caso teniendo en cuenta la “gravedad” de lo que sucedía. “No puedo creer que estemos hablando del oficio y no del problema de fondo”, cerró.





Comentarios