El secretario de actas denunció que lo encerraron con un auto y lo apuntaron con un arma. A otro tachero le destrozaron el parabrisas trasero con un bate.


El escándalo protagonizado por Horacio Boix, titular del Sindicato de Peones de Taxis, abrió una fuerte interna en el gremio. En las últimas horas se registró una segunda amenaza a un integrante de la agrupación.

El hecho ocurrió este viernes al mediodía, cuando Luis Alberto A., quien es el actual secretario de actas del sindicato, conducía su taxi RA3069. De acuerdo a su denuncia en la comisaría 2°, en Zeballos entre Alsina y Avellaneda, se le puso a la par un Ford Focus blanco con tres ocupantes.

Tras insultarlo, lo amenazaron exigiéndole que renuncie a su puesto. Posteriormente, lo sobrepasaron y le cruzaron el auto para obligarlos a detener la marcha. Entonces el sujeto que se encontraba en el asiento trasero le exhibió una pistola a través de la luneta, y le apuntó, aunque no le disparó.

La víctima no logró identificarlos pero igualmente radicó la denuncia ante el temor de que el hecho se repita con consecuencias más gravosas, según consignó Rosario Alerta.

Por otro lado, otro violento hecho ocurrió en Salta y Oroño. Sin mediar palabra, un hombre destrozó con un bate de béisbol el parabrisas trasero de un taxi patente RA1654, y amenazó a su conductor que estaba detenido. Luego se dio a la fuga.

Recrudece la interna entre taxistas: amenazaron a un segundo miembro del sindicato

Cabe recordar que días atrás, el secretario adjunto Horacio Gianotti fue amenazado en la puerta del Sindicato de Peones luego de que se retirara el patrullero que custodiaba el lugar. “Acá va a haber corcho”, le dijeron.

Mientas tanto Boix fue apartado de la conducción, investigado por manejo fraudulento y utilizar fondos sindicales para comprar vehículos de lujo y embarcaciones que utilizaba personalmente.




Comentarios