Estamos limpiando la mugre, dijo este viernes el secretario adjunto del Sindicato de Peones de Taxis que respalda la denuncia por malversación.


Más allá de la investigación judicial que intenta determinar si hubo o no malversación de fondos del Sindicato de Peones de Taxis por parte del secretario general Horacio Boix, la comisión directiva que lo relevó temporalmente de su puesto sigue exponiendo supuestas irregularidades en el manejo de la entidad.

El secretario adjunto del gremio, Horacio Gianotti, que junto con otros miembros de la institución pasan la noche en la sede para “proteger el patrimonio de los trabajadores”, este viernes volvió a denunciar públicamente desmanejos.

Con su secretario general removido, la comisión directiva del Sindicato de Peones de Taxis pasa la noche en la sede gremial. (Archivo)

Según declaró Gianotti al móvil de Radio 2, “hay facturas pagadas por el gremio, de dos domicilios de personas allegadas a Boix”, además planteó que existen “resúmenes de tarjeta de crédito que oscilan entre los 150 y los 200 mil pesos; y 700 mil pesos gastados en materiales de construcción”.

Estamos limpiando la mugre”, sostuvo tajante el secretario adjunto sobre el manejo “personal y tiránico” en el que al parecer incurrió Boix, que justo antes de ser notificado de su desplazamiento protagonizó una colisión de tránsito con un patrullero mientras manejaba un Audi A7 que es propiedad del sindicato.




Comentarios