El conductor circulaba con 2,27 gramos de alcohol en sangre. No podrá manejar más unidades de servicios públicos. 


Un taxista circulaba con 2,27 gramos de alcohol en sangre y fue detenido tras chocar un auto estacionado.

Este jueves a las 19 se registró un nuevo caso de alcoholemia positiva en un taxista. En este caso el protagonista fue un joven que tuvo una de las marcas más altas de alcohol obtenidas hasta la fecha.

El conductor fue visto realizando maniobras peligrosas en Avellaneda y 24 de Septiembre y al percatarse de la presencia policial, aceleró y chocó de costado a un vehículo que estaba detenido.

Tras intentar darse a la fuga, fue atrapado y personal de Tránsito le realizó el test de alcoholemia, el cual arrojó la marca de 2,27.

Se le quitó la chapa, quedó inhabilitado para conducir vehículos de servicios públicos y tampoco podrá manejar autos particulares por un buen tiempo. Además deberá pagar una multa.


En esta nota:

Sociedad


Comentarios