Si bien todavía no hablan de un cambio de tendencia, desde las inmobiliarias aseguran que subieron las consultas y algunos sectores empezaron a reactivarse.


Se frenó el incremento de locales vacíos en Rosario y si bien todavía no empezó a revertirse la situación, comenzaron a aparecer algunas consultas a las inmobiliarias de interesados en ocupar espacios vacíos.

“Veníamos mal, y dejamos de caer”, resumió José Ellena, titular de la Cámara de Empresas Inmobiliarias de Rosario (Cadeiros), en diálogo con Vía Rosario. Desde el municipio también perciben que hubo un corte, ya que lo recaudado por Drei en el último trimestre se mantuvo en parámetros similares al anterior.

“Hay segmentos específicos donde el repunte es más evidente, como Pichincha en el polo gastronómico, y Puerto Norte en oficinas”, manifestó Ellena y agregó que el interés y las consultas en esas zonas se incrementaron en el último tiempo.

En cambio hay otros sectores a los que todavía no les llegó la mejora. “Zona sur y avenida San Martín la están pasando mal, y mucho tienen que ver las obras que se están haciendo y alejan a la gente de los comercios”, analizó.

En cuanto al centro, lo consideró una incógnita. “Habrá que ver cómo se reacomoda con las limitaciones en la circulación de colectivos por Rioja, de autos particulares por Santa Fe, con las obras en el Casco Histórico y los planes para revitalizar San Juan”, dijo.

Más allá de esto, remarcó que en líneas generales, la situación mejoró respecto a fines del año pasado. “En promedio tenemos más consultas, estimo que porque hay mayor previsibilidad que tiempo atrás. Lo que falta es que crezca un poco el consumo, pero me parece que el 2017 terminará por arriba del 2016”, pronosticó.

Un análisis similar realizó Marcelo Gustafsson de la Corporación Empresas Inmobiliarias de Rosario (Ceir). “El ritmo de crecimiento de locales vacíos se amesetó, e incluso vimos que algunos que llevaban tiempo desocupados, ahora tienen gente trabajando”, manifestó.

Si bien consideró anticipado hablar de un cambio de tendencia, destacó que al menos la situación está más estabilizada. Entre los rubros que más sufrieron la crisis señaló a la indumentaria y al calzado, mientras que entre los que mejor la sobrellevaron enumeró a los bancos, telefónicas y servicios en general.


En esta nota:

Sociedad Negocios


Comentarios