El episodio quedó registrado por las cámaras del comercio. El ladrón llegó portando una cuchilla.


Es una drama habitual. Los kioscos son blanco de los delincuentes que solo quieren la recaudación de la caja registradora. En San Lorenzo, un robo quedó grabado por el sistema de seguridad y allí se ve cómo con una silla y hasta con una botella el comerciante intenta evitar un asalto.

El video muestra como un aparente cliente ingresa, y en cuestión de segundos esgrime una cuchilla de mango blanco, para intentar amedrentar al hombre al mando del local.

Lo cierto es que el kiosquero lo que termina haciendo es tomar una banqueta para amenazar al ladrón con dicho elemento. El esfuerzo fue en vano, ya que el delincuente se fue con el dinero.

Eso sí, antes de la retirada, el asaltante debió esquivar un botellazo que le propinó el comerciante, que además salió a la vereda para intentar alcanzarlo.





Comentarios