La policía detuvo a una mujer de 74 años y a su nieto de 28 dentro de la vivienda en la que había cocaína y marihuana.


La Policía Federal Argentina (PFA) detuvo a cinco personas vinculadas a la venta de drogas ilegales en la zona norte rosarina como resultado de una investigación que empezó dos meses antes. Los allanamientos realizados este jueves a primera hora permitieron frenar la operación en una casa que funcionaba como boca de expendio de cocaína y marihuana.

Entre quienes quedaron bajo arresto en Cabal al 1100 bis se destacaba la presencia de una mujer de 74 años, dueña de la vivienda a la que acudían los clientes. En el lugar también apresaron a su nieto de 28 años, quien estaba junto a su pareja de 18 y su beba de 4 meses.

Fuentes de las fuerzas de seguridad consultadas por Canal 3 detallaron que otros dos sospechosos fueron capturados en el lugar donde se podían comprar estupefacientes a través de una puerta. Una vez que la persona encargada recibía el dinero, la droga era arrojada desde una ventana de la planta alta que daba al mismo pasillo. De hecho, en el piso frente al ingreso se podían ver varios envoltorios como rastro de la forma en que funcionaba el negocio.

A partir de la orden firmada por el juez federal Marcelo Bailaque, los uniformados a cargo de la requisa secuestraron más de 150 dosis de cocaína y unas 40 de marihuana. De la misma forma hallaron un revólver y otros elementos de interés para la causa.






Comentarios