Las especies no habían sido avistadas hasta el momento y se transformaron en las principales protagonistas de una localidad que "explota" de turistas.


Hugo Giraudo, reconocido fotógrafo de Miramar de Ansenuza, quien retrata a diario las bellezas indescriptibles del lugar, destacando su rica avifauna con imágenes impactantes, logró este fin de semana documentar la presencia de una población de unas 40 aves rosadas, tan bellas como los flamencos.

Espátula Rosada – PH Hugo Giraudo

Se trata de Espátulas Rosadas, espléndidas aves de unos 71 centímetros, que por lo general se encuentran en pequeñas bandadas. Se alimentan en aguas poco profundas, de peces pequeños e invertebrados acuáticos. Caminan lentamente mientras mueven la cabeza de lado a lado y filtran el barro con sus picos anchos y planos.

Espátula Rosada – PH Hugo Giraudo

Es justamente por su alimentación, rica en pigmentos carotenoides que se encuentran en los invertebrados que consume, que el plumaje adquiere ese singular color rosáceo que tanto gusta.

Espátula Rosada – PH Hugo Giraudo

Durante el cortejo, el macho y la hembra interactúan de forma agresiva primero, para luego posar juntos y presentarse ramas entre sí, cruzando y chocando los picos. Los nidos son hechos en árboles y matorrales pero algunas veces también en el suelo. La incubación de los huevos, ponen de 1 a 4, la realizan tanto el macho como la hembra y dura entre 22 y 24 días.

Espátula Rosada – PH Hugo Giraudo

Ambos padres alimentan a las crías que a partir de las cinco semanas pueden abandonar el nido.

Espátula Rosada – PH Hugo Giraudo



Comentarios