Se trata de Eduardo González quien habría incurrido en el delito de privación ilegítima de la libertad y falsificación de sumarios judiciales.


La Fiscalía de Río Segundo dictó la prisión preventiva a Eduardo González, quien se desempeñaba como subcomisario en Luque. Si bien fue detenido en el mes de junio, el 2 de julio se conoció la resolución judicial impartida por la fiscal Patricia Baulies.

El uniformado habría incurrido en los delitos de privación ilegítima de la libertad calificada y falsificación de sumarios judiciales. Los hechos que se investigan fueron denunciados por personal policial, quienes también señalaron la arbitrariedad con la que ejercía sus funciones y el maltrato hacia sus subalternos.

Los casos denunciados: una detención sin orden judicial ni causa que lo justificara, y haberle apuntado con su arma a otra persona; habrían ocurrido entre marzo y abril de este año. González tendría antecedentes con casos ocurridos en 2012 donde se lo denunció por vejámenes contra unos jóvenes menores de edad a quienes “picaneaba” junto a otros tres policías en el río Xanaes, en la ciudad de Río Segundo.

También tendría otra imputación por amenazas, pero curiosamente no figuran en su planilla prontuarial, según expresaron desde la Fiscalía, infiriendo cierto apoyo de un sector de la Policía a González. Por ello, Baulies inició de oficio una investigación penal, mientras que en paralelo desde el Tribunal de Conducta Policial y Penitenciario se abrió un sumario administrativo y se ordenó el pase a situación pasiva hasta esclarecerse su situación legal.






Comentarios