Estacionado frente a la casa del conductor, permanecía el camión IVECO con acoplado, a la espera del levantamiento del paro en el puerto de Rosario para poder llevar la carga de 40 mil kilos de soja.

Pero, en la mañana del 23 de diciembre, se dieron con que el vehículo de gran porte no estaba más. De inmediato se dio aviso a la policía y se iniciaron las investigaciones de rigor, pero fue recién este lunes que se pudo acceder al registro de cámaras de un privado donde se ve circular al camión, por una calle lateral de Río Primero, tomando la Ruta Nacional 19 luego en sentido hacia Córdoba.

Sin embargo, la policía asegura que no hay registros de que haya pasado por Piquillín, por lo que se centran en caminos alternativos y en la zona rural.

El propietario del rodado, con colaboración de un cliente, pudo sobrevolar la zona en avioneta, pero sin resultados favorables. Y mientras los días siguen pasando, la angustia de la familia crece: “Nos robaron el fruto de nuestro trabajo”, lamentaron.

Desde la policía, los uniformados se mostraron optimistas, reconociendo que se actuó rápido y no descartaron tener novedades en los próximos días.