Parece increíble que a todo el padecimiento que el niño con piel de cristal se enfrenta día a día, haya que sumarle más inconvenientes y obstáculos para atender su calidad de vida.


Juampi Gaetán es el niño de Tránsito que padece piel de cristal. Además de ser noticia por ser un verdadero ejemplo de lucha y superación pese a su corta edad, donde la sonrisa nunca se borra de su carita y le hace frente día a día a todo el sufrimiento que le toca afrontar; su historia se replica porque a través de los medios ha debido solicitar medicamentos y gasas para sus curaciones.

La semana pasada volvió a estar en los medios, cuando su mamá solicitó la colaboración de todos para poder acceder a un caloventor o una estufa, ya que el aire acondicionado que le compró el Municipio de Tránsito con el cheque entregado por la legisladora Brarda, es frío solo; y el pequeño debe realizarse hasta tres baños y curaciones diarias, donde sus extremidades permanecen vendadas lo que significa que el proceso sea lento, y ante las bajas temperaturas, podía empeorar su situación de salud.

La ayuda de la gente no se hizo esperar y fueron innumerables los llamados y mensajes que Juampi recibió. Pero ahora, a tan solo cinco meses de haber recibido su casita con termotanque, el aparato presentó una falla, por lo cual la mamá solicitó al Municipio la garantía del producto para poder efectuar el reclamo correspondiente.

Desde el área de Obras y Servicios Públicos, el ingeniero a cargo le explicó que las viviendas sociales tienen una garantía de tres meses, por lo que corre por cuenta de la familia de Juampi el arreglo del termotanque.

A Verónica, la mamá de Juampi, la desafectaron de las tareas que realizaba en el Municipio, por lo que ahora trabaja en Arroyito, pero su situación es muy vulnerable. La mujer explicó eso al funcionario, quien destacó que nada pueden hacer al respecto, pese a que es indispensable para Juampi tomar su baño de inmersión para poder despegar las vendas, con agua a la temperatura adecuada.

Por eso, Verónica vuelve a apelar a la solidaridad de la gente, para que alguien pueda colaborar con el arreglo del termotanque que tiene cinco meses de uso y que desde hace cinco días no funciona, ocasionando que Juampi deba asearse en la casa de la vecina, donde no puede hacer su baño de inmersión sino tomar duchas que perjudican su frágil piel.

Quien pueda ayudar a la familia arreglando el termotanque o donando uno que funcione, será bienvenido. El teléfono de contacto de Verónica es 3576 41-2244




Comentarios