Durante su recorrido la legisladora provincial, Nadia Ricci, se reunió con los vecinos interiorizándose de la realidad que les toca atravesar. Asimismo, dio a conocer los proyectos que presentó para ser tratados en la Cámara de Diputados.

En un extenso recorrido que incluyó las localidades de Caleta Olivia, Las Heras y Pico Truncado, Ricci comentó que la pandemia golpeó muy fuerte a todos, pero especialmente a los comerciantes que tratan de resistir y le ponen el pecho para poder salir adelante de esta crisis.

Nadia Ricci, diputada provincial.UCR Santa Cruz

“Hay muchos negocios históricos de las ciudades que la están luchando. Es tan necesario como urgente que haya un apoyo directo del Gobierno Provincial y Municipal para sostener a los comercios que generan trabajo y desarrollo”, dijo.

Reunida con un grupo de jóvenes, la Diputada contó que les preocupa mucho la falta de educación y trabajo, y, en este sentido, mencionó que es importante generar alternativas para estos jóvenes que, en definitiva, son el futuro de Santa Cruz.

Bienes del Estado

Durante su recorrido, Ricci explicó también en qué consiste el Proyecto de Ley que presentó en la Legislatura Provincial para crear la Agencia de Administración de Bienes del Estado.

“Existen bienes en la provincia propiedad del Estado Nacional o de empresas del estado en desuso, que deberían pasar al patrimonio de la provincia o de los municipios, y este sería el ente encargado de esas tramitaciones”, dijo.

El Proyecto apunta básicamente a recuperar, ordenar y administrar los bienes muebles, inmuebles y terrenos del Estado, y se apoya en la premisa de que no existe actualmente un registro exacto que dé cuenta de los bienes que tiene la provincia y aquellos que cedió para que sean convertidos en escuelas, comisarías, Caja de Servicios Sociales, etc.

“Hay incluso edificios que están en estado de abandono con posibilidad de ser licitados. También existen sectores del Estado con disponibilidad de tierras y/o edificios y otros que lo necesitan y deben alquilar”, finalizó.