Una profesora de inglés y una sobrina nieta de Edgar Andrew se unieron en un proyecto de gran valor histórico para poner en la red la historia de este cordobés de Río Cuarto, única víctima argentina en el hundimiento del Titanic en su primer y único viaje por el Atlántico.

Unidas por esta historia, la docente Analía Gozzarino y la pariente de Andrew, Marianne Dick, iniciaron esta aventura que hoy tiene forma de sitio web, donde se rescatan fotografías y otros documentos de aquel joven riocuartense que perdió la vida en aguas del Atlántico norte, en el hundimiento del barco, el 15 de abril de 1912.

Los datos del cordobés, en el sitio Enciclopedia del Titanic

Con características de museo virtual, las mujeres le dieron forma a un arduo trabajo de archivo para publicar una compilación de documentos y fotografías que permiten conocer más de este personaje nacido a fines del Siglo XIX, en la Estancia El Durazno, en las afueras de Río Cuarto.

El sitio tendrá su presentación formal el jueves 15 de abril, junto con la puesta en marcha de la muestra itinerante que reúne las fotos más importantes del hecho y que recorrerá las escuelas provinciales como parte de un proyecto educativo.

La historia cuenta que siendo un adolescente, su madre decidió enviarlo a Inglaterra para su educación y estando allí fue que un hermano suyo lo invitó a mudarse con él a los Estados Unidos, con una oportunidad laboral.

Con este objetivo fue que el joven se embarcó en la famosa nave que partió desde un puerto británico con destino a la ciudad de Nueva York.

El sitio aporta también algunos datos de mucho interés para los amantes de la Historia de Córdoba, al contar datos relevantes como que la estancia donde nació Andrew había sido propiedad de Ambrosio Olmos, quien fue gobernador de Córdoba.

Puede consultar el sitio web, en este enlace.