Los alcances de la cuarentena sobre las libertades cívicas no dejan de ser motivo de conflicto y algunas reacciones dan paso a problemas mayores, como este altercado por el que cinco personas han quedado imputadas por la presunta agresión a un policía, en La Césira, en el sur de la provincia de Córdoba.

La denuncia, que es investigada por la fiscalía de Instrucción de Laboulaye, involucra a cinco vecinos que habrían participado de una reunión en un domicilio al que concurrió un uniformado, que dice haber sido agredido y hasta haber sufrido un hurto.

Ocurrió en la madrugada de este domingo y según contaron fuentes de la fiscalía, a cargo de Georgina Osella, todos están imputados por los presuntos delitos de lesiones calificadas y coacción mientras que a dos de ellos se les suma la imputación por “hurto calificado”.