Estaba complicado y debían llevarlo a Realicó, pero su ambulancia quedó varada por más de media hora, junto con otras dos que llevaban pacientes desde el extremo sur cordobés hacia esa localidad pampeana, en un hecho que se repite en esta cuarentena y que tiene un triste antecedente de la semana pasada.

Tras una espera en momentos en que cada segundo cuesta, el vehículo pudo ingresar a La Pampa, para llevar a Germán Biocca a la clínica Santa Teresita, donde se atendía por un cáncer que hoy se llevó finalmente su vida; y el dolor de la familia se mezcla con la indignación del pueblo, ante estos hechos reiterados y sin solución.

El caso de Biocca había sido denunciado por su hija Yanina, este lunes, cuando quedaron varados en el control caminero pampeano en donde tuvieron que esperar por largos minutos: "ojalá nadie más pase por todo esto", dijo con dolor en su momento a Cabledigital.

Sobre las trabas al paso, la mujer expresó que "si La Pampa no nos quiere abrir las puertas que el Gobierno de Córdoba nos dé un Hospital como corresponde, con una terapia", sostuvo ayer.