La investigación fue remitida por el juez cordobés Ricardo Bustos Fierro.


Por razones de competencia territorial, la causa que investiga los hechos del llamado Caso Solange fue remitida al juez federal de Río Cuarto, en una decisión comunicada por el juez federal N°1 de la ciudad de Córdoba, Ricardo Bustos Fierro, sobre la denuncia penal de los padres de Solange Musse, la mujer de 35 años que murió de cáncer sin poder despedirse de su padre, a quien le prohibieron ingresar a la provincia.

De esta manera es ahora el juez de la ciudad de Río Cuarto, Carlos Ochoa, quien es competente en la cuestión territorial, quien deberá entender en el caso inciado luego de que los padres se Solange presentaron la denuncia penal por “la probable comisión de los delitos de abuso de autoridad, violación de los deberes de funcionario público, privación ilegal de la libertad calificada”, según explicó Carlos Nayi, abogado del padre, Pablo Musse.

Por el impedimento que sufrió el hombre, Córdoba y otras cuatro provincias deberán informar a la Corte Suprema por qué limitaron su circulación interna y accesos, en estos hechos presuntamente ilícitos que habrían comenzado en Huinca Renancó, lugar en el que Musse padre fue controlado e impedido de seguir su viaje hacia la ciudad de Alta Gracia, donde la esperaba su hija, en fin de vida.

Entonces será el juez federal de Río Cuarto quien continuará con la investigación, mientras que los padres serán recibidos este viernes por autoridades del Ministerio de Justicia de Córdoba, y buscan además una audiencia con el gobernador cordobés, Juan Schiaretti.




Comentarios