En la lógica confusión que abriga esta pandemia no faltan los vivos de siempre, que se las ingenian para estafar a la gente, usando al Anses como carnada y apuntando como presas a los adultos mayores.

Nuevamente, la crónica nos lleva a comentar otro cuento del tío en el que cayó una jubilada de Río Cuarto a la que los delincuentes la despojaron de 130.000 pesos de su cuenta bancaria, a la que accedieron con engaño.

La historia es denunciada por Adriana Duarte, hija de la víctima de estos desaprensivos, que contó que los ladrones "llamaron diciendo que eran de Anses, avisándole que tenía 76 mil pesos, pero que había que había que pasar unos datos de la cuenta bancaria para cobrar, y mi mama se los pasó", relató en diálogo con Telediario Digital.

Muy preocupada, la mujer indicó que a través de este ardid lograron entrar al homebanking de la madre y desde allí se robaron unos 130.000 pesos, sin que haya una respuesta favorable del banco a su pedido.

"Desde el banco dicen que nosotros dimos todos los datos y que ellos no se hacen cargo", lamentó la hija de la damnificada, al tiempo que enfatizó que cuenta la historia para alertar a otras personas sobre esta modalidad delictiva.