A poco más de dos meses de las elecciones municipales en Río Cuarto, Gabriel Abrile, candidato por el radicalismo a intendente de Juntos por Río Cuarto, puso en el tapete el tema de la falta de transporte público urbano en la ciudad, servicio afectado por el paro, desde abril.

Con la firma de vecinos perjudicados, los dirigentes de Cambiemos recurrieron a la Justicia tras considerar que "no existen recursos o remedios judiciales administrativos que permitan obtener la protección el derecho lesionado".

En su presentación, citan un informe del concejal radical Martín Carranza que asegura que, con el actual esquema mínimo de servicios de emergencia (cuatro líneas con frecuencia reducida), el 80 por ciento de los usuarios no tiene transporte público.

Colectivo Rio Cuarto.

"Ya pasó un montón de tiempo. Lo que más nos preocupa es la falta de empatía de un gobierno que no soluciona los problemas de la gente trabajadora, de la gente que está produciendo. Esperamos que la Justicia obligue a la municipalidad a garantizar un servicio de transporte adecuado", expresó Abrile en conferencia de prensa.

“No me gusta estar acá, pero llegamos a una situación en la que nos obligan a tomar estas actitudes. No son tres días, son 100. Tuvieron oportunidades para solucionar el problema, como cuando votaron la prórroga de la concesión del servicio. Esto tiene un impacto social muy importante”, agregó, y citó el caso de enfermos que no pueden ir a buscar medicamentos al viejo hospital porque no tienen para pagar un taxi.

Abrile, que es médico de profesión, anticipó que los concejales de Cambiemos también presentaron un proyecto de emergencia de transporte y también impulsan alternativas, como la incorporación de trafics o subsidios al servicio, según detalla el informe de La Voz.

La presentación remarca que la falta de servicio "pone en riesgo de manera inminente diferentes derechos, de carácter homogéneos, de la ciudadanía, tales como la seguridad, la salud y la economía, entre otros diversos".

"La escasa frecuencia con la que se presta el servicio de "emergencia", lejos de aportar tranquilidad y seguridad, pone en riesgo la salud de los vecinos puesto que además de encontrarse expuestos durante largos de períodos de tiempo a las bajas temperaturas, las unidades viajan en horas pico llenas de gente y sin cumplirse protocolo alguno", denuncian.

La repuesta oficial: "Pobre Gabi...como candidato, en este momento de pandemia iniciarle juicio al municipio, con la intención de solucionar un problema provincial del transporte... pobre", proclamó Marcelo Bressán, secretario de Políticas Sociales de la Municipalidad de Río Cuarto, al ser consultado sobre este reclamo judicial.

El funcionario de Llamosas, quien busca la reelección, expresó: "Los problemas no se solucionan iniciando un juicio al Estado. Hay una mesa de dialogo entre la municipalidad, la empresa y el gremio, que hizo posible que la empresa abonara en la forma más puntual posible a los trabajadores, que es lo que permite un servicio de emergencia en la ciudad".

En tanto, desde la Sociedad Anónima de Transporte Urbano, su titular, Julio Titarelli, dijo que por el momento no van a emitir una opinión respecto a la presentación judicial.  Cabe destacar que las elecciones municipales de Río Cuarto debían realizarse el 29 de marzo pero, por la pandemia de Covid-19 fueron postergadas para el 27 de septiembre.