“Resistencia Sabe Bien”, el concurso organizado por la municipio de la capital chaqueña ya cuenta con sus tres finalistas, el objetivo es elaborar un lato que sea emblema de la ciudad. Como las autoridades tienen previsto organizar un evento con público al aire libre, la final se realizará luego del 15 de julio, fecha en la que se esperan nuevas medidas de restricción y de flexibilización por la pandemia.

Los finalistas resultaron ser Daniel Dario Alejandro Pucheta, que cocinó zapallo criollo relleno; Ruth Villordo, que preparó mbejú relleno de bondiola braseada con cerveza regional y queso mozzarella; y Gustavo David González, que hizo pacú Teko en crema de puerro y verdeo acompañado en un colchón de puré de mandioca y nueces tostadas.

El jurado estuvo integrado por Guillermo Perosio, integrante de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y afines del Chaco (FEHGRA); Cecilia Stanicio, delegada de la Cámara de Comercio del Chaco; Miguel Biassoni, miembro de la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA); y Mariano Menéndez, representante de la Municipalidad de Resistencia.

El intendente, Gustavo Martínez, sostuvo que “será un orgullo decir que Resistencia tendrá su plato típico, que será determinado por un jurado de excelencia del ámbito gastronómico para constituir una identidad culinaria, ya que lo que se pretende con estas iniciativas es aportar a la cuestión identitaria de la ciudad, porque Resistencia tiene muchas cosas para sobresalir y su gran capacidad en materia de gastronomía es una de ellas”.

En una misma línea, manifestó que “esto genera el movimiento de una industria que es parte del motor de la economía como la oferta gastronómica, hotelera, y la posibilidad de conectar con los atractivos culturales y artísticos”, y agregó que “es necesario recuperar la capacidad de ser el centro de actividades de recreación, de esparcimiento y de eventos de todo tipo en el Norte Argentino, y pretendemos ocupar ese espacio para generar actividad económica y puestos de trabajo”.

El intendente de Resistencia, Gustavo Martínez, se hizo presente en la semifinal.Prensa | Municipio de Resistencia

La subsecretaria de Turismo, Virginia Zacarías, remarcó que “esta actividad se utiliza como una herramienta de políticas turísticas para conseguir un plato que represente a Resistencia, y de esta manera tener un nuevo atractivo turístico con el cual invitar a más personas de otras provincias, porque tener un plato que nos identifique habla de la identidad representada en la gastronomía”.

El concurso tuvo lugar en las instalaciones de la Uthgra filial Chaco, ubicada en Julio A. Roca 437, y el anfitrión, el secretario general Walter Avalos, dijo que “es gratificante recibir al jurado y a los participantes en la escuela de capacitación”, y añadió que “esta actividad sirve para ampliar la cocina resistenciana con una permanente actualización y promueve la gastronomía local con platos elaborados por la gente de acá, trabajando comidas regionales que tengan el sabor de la zona para dejar un plato enmarcado en la ciudad”.

La presidenta de Fehgra, Verónica Mazzaroli, destacó que “es un orgullo acompañar esta propuesta impulsada por la Municipalidad de Resistencia y apoyar todo lo referido a la representatividad gastronómica para encontrar el plato resistenciano para que podamos saborearlo en todos los restaurantes”, y amplió diciendo que “siempre es lindo participar de estas actividades porque se nota el interés que hay en la comunidad y eso da mucha alegría y motivación”.

La jurada Cecilia Stanicio explicó que “en los platos se evaluó la creatividad, cómo se pensó una comida que tiene la misión de representar la idiosincrasia de una ciudad, qué características regionalistas posee, la materia prima que se utilizó, cómo darle una impronta y cómo hacerla versátil para llevarla a las mesas de los comensales”.

La propuesta culinaria del participante Daniel Pucheta fue zapallo relleno, y comentó que “cociné un plato típico norteño porque soy de General San Martín, que hasta 1955 era conocido como El Zapallar, entonces traté de representar algo vinculado conmigo y mi procedencia”. Finalizó declarando que “participé porque fue una linda oportunidad, hace tiempo que tenía ganas de hacerlo, y un concurso de estas características ayuda a la promoción, genera expectativas, brinda nuevas oportunidades y es un incentivo para toda la gente”.