Pancho, el cerdo que fue adoptado por una familia de Resistencia y tiene una “vida de perros”

Una familia adoptó un cerdo y es la atracción en Sáenz Peña, Resistencia.
Una familia adoptó un cerdo y es la atracción en Sáenz Peña, Resistencia.

El porcino se convirtió en una gran atracción en la localidad de Saéz Peña. Con sus 250 kilos sale de paseo con Cristina Sánchez, su dueña.

En Saénz Peña, Chaco, vive Pancho, el cerdo que fue adoptado por una familia, y sale pasear como si fuera un perro, con correa. El porcino se convirtió en una gran atracción en la ciudad, pesa alrededor de los 250 kilogramos y fue criado desde nacimiento como una mascota. A poco de cumplir dos años, su familia está muy encariñada. Esta historia no es aislada, hace unos meses, en Córdoba se registró el “chancho caniche”, que se volvió viral.

En diálogo con Norte, Cristina junto con Alfredo y Magaly (hija), la familia de Pancho, contó que lo tienen desde su nacimiento como mascota. Recordaron los primeros días de la llegada del porcino y dijeron que fue una casualidad, “un regalo del hermano que vive en el campo y se dedica a la cría de animales de granja.

Lo pedí con gran cariño, sé que son animales inteligentes y muy cariñosos, cuando uno los cría desde pequeños. Y con el correr de las semanas y meses, vimos cómo nuestro pequeño ‘pig’ se convertía en un ‘gran pig”, expresaron.

Pancho, el cerdo que una familia adoptó en Resistencia.
Pancho, el cerdo que una familia adoptó en Resistencia. Foto: Norte

Alfredo y Cristina comentaron que en las primeras semanas de su llegada, se dedicaron a llevarlo al veterinario, como es habitual en las mascotas. Aseguraron que Pancho tiene todas las vacunas para evitar cualquier enfermedad.

La familia contó que al principio lo llevaban en auto a la veterinaria, y luego de que fue creciendo, y aumentando, de peso alrededor de los 250 kilogramos, fue imposible cargarlo en una camioneta, “por lo que el veterinario, Luis Hachunda, para cualquier control de rutina se acerca hasta nuestro domicilio”.

Pancho, el cerdo y el amor por los niños

La familia destaca el gran amor que tienen los niños del barrio por Pancho. En varias ocasiones, por las tardes, se acercan hasta la casa de los Sánchez para verlo y sacarse fotos. “Incluso dicen que, cuando llegan niños de otros barrios y más si son de otras ciudades a la casa del algún familiar, la recorrida obligada es nuestro domicilio, ya que les cuentan de la existencia de la gran mascota, por lo que los niños quieren conocerlo”, expresaron los dueños del chancho.

Cristina resalta una de las anécdotas y contó que cuando sale a la vereda con Pancho, los perros y niños lo festejan, “es algo inimaginable el amor que le tienen todos a nuestra mascota”.“Sabemos que es un animal muy mimoso, pero de todas maneras cada vez que recorre la cuadra de nuestro domicilio Alfredo siempre está al lado del animal. Lleva puesta una pechera adaptada, ya que con el tamaño de él fue imposible conseguir en las veterinarias de la ciudad”, manifestó.

Pancho podría llegar a pesar 500 kilos

El chancho tiene una gran cucha, como las que usan los perros. “Recorre la casa como uno más de la familia, aunque hay en espacios donde ya no cabe, y parecería darse cuenta y no intenta ingresar, solamente al comedor y el living, pero después de unos minutos sale solo sin que nadie le indique”.

“Lo más sorpresivo que dijo el veterinario es que todavía va a continuar creciendo y es probable que llegue a pesar unos 500 kilos”.

“Están raros los caniches en este barrio”: el viralazo de una cordobesa que sacó a pasear una exótica mascota

En Córdoba también están raros los perros. “Como yo no soy canichólogo, mejor no opino, dijo un hombre al ver a una vecina que camina por la senda de una plaza llevando dos mascotas con correa. Una de ellas es un perro raza caniche, pero la otra es nada menos que un chancho, que se pasea como si fuera un perro. Todo quedó registrado en un video.

Temas Relacionados