El Gobierno del Chaco, a través del Ministerio de Planificación, Economía e Infraestructura, trabaja en habilitar el Puerto Las Palmas. En esta ocasión, hubo un encuentro entre la administradora del puerto, Constanza Prause; el subsecretario de Obras Públicas, Federico Tayara; el cuerpo de Bomberos de la Policía del Chaco, y los Bomberos de Las Palmas, con el objeto de incorporar una red contra incendios.

Entretanto, también están en proceso la pavimentación de 14 kilómetros para el acceso al puerto, el playón de carga, y el aprovisionamiento de servicios de agua y energía para las oficinas.

Según Prause, “se trata de una obra muy importante, ya que es obligatoria y esencial para la posterior habilitación definitiva del puerto”. Al mismo tiempo, señaló respecto al puerto que “trabajamos para darle mayor previsibilidad y lograr una logística federal mejorada”.

En cuanto a la motivación detrás de la construcción del puerto, la administradora explicó que “uno de los objetivos que nos planteó el gobernador Jorge Capitanich es que cada ciudadano pueda vivir, trabajar y desarrollarse en su lugar de origen y las economías regionales son un punto de partida para que todos podamos crecer con equilibrio dentro de la provincia”.

“En consecuencia, el puerto reducirá en un 30% el impacto general de costos para la provincia y a su vez propicia el beneficio de generación de empleo directa e indirectamente”, añadió la funcionaria.

Estas obras durarán dos meses y, al finalizarse, se requerirá que Prefectura Naval apruebe la seguridad del muelle y autorice el permiso de amarre de buques de carga. También está prevista la construcción de oficinas para el puerto, que cuentan con un financiamiento de $5,1 millones de pesos, con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Para el playón de carga, la construcción está a cargo de la Dirección de Vialidad Provincial, y su presupuesto depende del Gobierno de Chaco y del Fondo Financiero para el Desarrollo de los Países de la Cuenca del Plata (Fonplata). Se dio un plazo de 12 meses para las obras, las cuales tienen ya un cerco perimetral y suministro de energía y agua.