"La prioridad es atender a los sectores más vulnerables", expresó el ministro de Desarrollo Social de la provincia.


El ministro de Desarrollo Social de Chaco, Roberto Acosta, anunció hoy que el gobernador, Domingo Peppo, dispuso que unos 500 comedores escolares sigan abiertos durante las vacaciones de verano.

“La prioridad es atender a los sectores más vulnerables” pero “muy especialmente” en la zona de El Impenetrable, donde “se cobra hasta 150 pesos el litro de combustible en los lugares más alejados de la capital chaqueña”, declaró a radios locales.

Acosta señaló que funcionarios provinciales “recorren periódicamente el terreno para conocer las necesidades de los habitantes, dialogar sobre los problemas y las posibles soluciones”.

También apuntó que en el norte de la provincia, donde viven comunidades aborígenes, “hay cajeros automáticos del Nuevo Banco del Chaco que tienen información en su lengua porque hay quienes hablan en su idioma”.

Por otra parte se lamentó de que “a veces algunos medios de comunicación porteños desmerecen y destratan a los habitantes del Chaco profundo, cuando se trata de gente muy sabia, muy buena, muy digna, que sabe expresarse con mucha claridad y, sobre todo, con gran respeto”.

En este sentido, señaló que “se está trabajando en la traducción de la ley26.061, que establece la protección integral de los derechos de las niñas, niños y adolescentes”.






Comentarios