Por el momento hay tres personas detenidas y se comprobó que el monto total sería de 202 toneladas.


El Procurador Adjunto, Miguel Fonteina comentó que el robo de las 202 toneladas de leche en polvo en un depósito de Salud Pública salpique a funcionarios públicos del área que tenían a su custodia dicho producto. Además, remarcó que el daño “es irreparable” y debían ser entregadas a los niños desnutridos de la provincia.

La investigación por la desaparición del cargamento en un depósito de Salud Pública en la ruta N° 16 entre los kilómetros 23 y 24 avanzará por el marco judicial provincial. Por el momento hay tres personas detenidas incluyendo a la mujer que denunció, el hecho en septiembre pasado, la falta de 100 toneladas cuando en realidad eran de 202 mil kilos.

El Procurador Adjunto destacó: “En el diagrama de un inicio de 100 mil kilos se duplicó. Se pretendió a través de una denuncia dibujar o pretender esconder la otra faltante. Muchas veces dentro de este espectro de actuaciones o de formas de delinquir se realizan las denuncias en algún momento determinado para tapar, dibujar o sacarse la responsabilidad de encima”.

Miguel Fonteina, Procurador Adjunto.

La causa apuntará a responsables administrativos que incluyen a funcionarios del área de Salud que tenía bajo su resguardo el producto. El galpón no tenía la custodia necesaria para evitar robos y carecía del sistema administrativo adecuado para determinar a donde fue a parar cada paquete de leche. “Existen responsabilidades de los funcionarios que tienen la obligación de hacer cumplir y respetar las leyes y normativas. Y una de ellas es justamente establecer los principios básicos de custodia”, afirmó.

Fonteina resaltó: “En el ámbito penal uno responde por acción u omisión. Entonces, la obligación que tiene la fiscalía es no detenerse únicamente en estas personas detenidas sino que tiene que continuar dentro de la escala de responsabilidades y áreas que tiene el ministerio de traerlos, acercarlos e imputar el delito. Cada uno deberá responder dentro de sus argumentos defensivos, cuál era la actividad de cada cual”.

Por otra parte, el letrado expresó que “más allá de hacer la multiplicación matemática en dinero, hacemos el análisis de cuántos niños fueron privados de este elemento básico. Podríamos estar hablando de miles“. También consideró que “sin dudas la reparación va a ser imposible. Y esto hay que decirlo en voz alta y los fiscales tienen la obligación de ir hasta las últimas escalas que corresponden en ese organismo”. Según publicó Día por Día.






Comentarios