Este martes, el vocal de la Administración Provincial del Agua (APA), Gustavo D'Alesandro, determinó que la provincia del Chaco vive una de las bajantes de agua histórica, que viene afectando al servicio de agua potable por la falta de precipitaciones de los últimos tiempos.

"Lamentablemente, se está atravesando una de las bajantes históricas más importantes de los últimos 50 años, debido a la falta de precipitaciones en las fuentes de recarga de los ríos Iguazú, el Paraná superior y el Paraguay, y en las cuencas del Teuco y del Bermejo", detalló el vocal quien indicó: "Todo esto impacta en las costas de la provincia del Chaco".

Turismo Chaco (Web)

En este sentido, "la situación del Bermejo no escapa a la realidad que están atravesando todos los ríos y los cauces de lo que es la Gran Cuenca del Plata", puntualizó el funcionario en declaraciones a FM106.3.

"Hay complicaciones por la falta de lluvias en el Norte de la Argentina y en la provincia. Esta situación, a corto y mediano plazo, no se avizora que cambie, debido a que informes del Instituto Nacional del Agua como del Servicio Meteorológico Nacional, indican que para lo que resta de este invierno y entrada la primavera, las precipitaciones serían normales o por debajo de lo normal. Esto significa que no habrá precipitaciones en abundancia, como para revertir esta lamentable situación que ocurre en todos los ríos de esta gran Cuenca del Plata", señaló.

La CELO recomienda el uso responsable del agua potable a causa de la sequía

Asimismo, apuntó "hoy estamos teniendo complicaciones en cuanto a la fuente de abastecimiento de los acueductos que se encuentran sobre la margen del río Bermejo, como en puente Lavalle, en la zona Wichí, de La Leonesa, Las Palmas y General San Martín".