Peppo reunió a su gabinete y anunció el inició del programa de Reconstrucción provincial. Solictará al gobierno nacional que acompañe con medidas a través de la AFIP y Banco Nación.


El gobernador Domingo Peppo detalló hoy que como consecuencia de las inundaciones que afectan a la provincia desde enero de este año, se estiman pérdidas de cerca de 30 mil millones de pesos. El diagnóstico lo hizo tras una reunión de gabinete que encabezó donde instruyó medidas para iniciar el programa de Reconstrucción del Chaco.

“Vamos acompañar a los chaqueños en este momento difícil para recuperar la provincia que hoy se encuentra devastada”, expresó el mandatario. Sostuvo que se trata de una de las peores crisis que haya afectado a la provincia, porque a la cuestión económica nacional, se suma la emergencia hídrica que perjudica a distintas regiones del Chaco.

Explicó que el Programa establece avanzar en distintos frentes para no cortar la actividad productiva y económica, y “para que nadie se vaya del Chaco”. Ante esto explicó que instruyó al Nuevo Banco del Chaco y al Ministerio de Hacienda a lanzar créditos para los Departamentos afectados a una tasa subsidiada.

En tanto, llevarán adelante una agenda con el Gobierno Nacional para gestionar ante AFIP y el Banco Nación medidas particulares para afectados por la emergencia.

También anticipó la presentación de un proyecto de ley que trate las deudas del sector productivo con el Estado. “Se llevará adelante un estudio para determinar distintos tipos de aplicaciones como quitas de deuda, prórroga o condonación, en algunos casos que lo ameriten”, añadió.

En cuanto a las obras, el mandatario dio prioridad a la recuperación de la red vial. Por ello, anunció que instruyó a Vialidad Provincial la compra de 300 mil litros de gasoil “para ser ocupado de forma inmediata en la recuperación de caminos”. Este trabajo se llevará adelante con los Consorcios Camineros, a través de los cuales también se procederá a la compra, por licitación, de tres retroexcavadoras.




Comentarios