Lautaro Mansutti está en silla de ruedas y padece un gran problema cada vez que asiste a la escuela Provincial Técnico Nª 749 - Ex ENET Nº 1 por la dificultad que presenta. “Hace tres años estamos tratando de solucionar este tema”, dijo el padre del joven.

En diálogo con ADNSUR, Martín, el padre de Lautaro explicó que su hijo va a la escuela técnica hace tres años, “le gusta la electrónica y desde un principio sabíamos que iba a hacer un desafío. Porque cuando se anotó vimos la escalera. La idea es que haga lo que quiera, lo que desee”, dijo.

El joven considera que es necesario que el colegio cuente con una rampa en el acceso principal, como así también pensar en las aulas “para ir cambiando a medida que pasaba de grado. Pero hasta ahora no pasó nada”, expresó un poco frustrado.

Lautaro junto a su padre en la escuela. Foto: ADNSUR

Lautaro tiene poca sensibilidad en las piernas, por lo que debe manejarse en su silla de ruedas. Día a día, sus padres lo suben “a pulso” los 12 escalones de la entrada. “Luego en el primer piso tiene otros 25 escalones más, que lo subimos con ayuda de algún papá”, contó Martín.

Los padres del joven aseguraron que la escuela hizo lo mejor que pudo, que ahora es responsabilidad del Ministerio de Educación, Infraestructura, u Obras Públicas. “Hace un par de meses tuvimos una reunión con un referente de la ciudad, me prometió que iban a hacer una rampa. Luego me mandaron un papel con un proyecto de ascensor”, recordó.

Pero, lamentablemente todo queda “en veremos”. El padre dijo que de palabra tiene un montón de promesas, pero siguen sin noticias concretas. “La escuela había conseguido un acompañante terapéutico, para que pueda hacer un poco de lo que hago yo”, enunció.

Por último, Martín declaró que es una persona independiente, es decir que no tiene forma de trabajar para ninguna empresa, porque hay mucho tiempo que le demanda llevar, subir o bajar a su hijo. “Hay días que tiene turno completo, tengo que ir a bajarlo al taller. Los días que tiene educación física lo llevo al SUM”, concluyó.