Puerto Madryn nos regala un encuentro mágico con ballenas: los mejores lugares para recorrer

Algunas de las mágicas postales que nos regala Puerto Pirámides.
Algunas de las mágicas postales que nos regala Puerto Pirámides. Foto: Guadalupe Oliverio

En la mejor temporada para hacer avistaje, la Península Valdéz tiene rincones que enamoran a quienes la visitan.

Las posibilidades para recorrer y descubrir Puerto Madryn son infinitas. Ningún viaje es igual al anterior, pero hay una certeza: quién pise la región, va a querer volver.

Uno de los grandes atractivos es el encuentro con la ballena franca austral, que visita las costas desde mediados del mes de junio hasta fines de noviembre. Es por eso que el invierno en la zona costera de Chubut tiene un encanto pocas veces visto.

Avistaje de ballenas en un lugar único en el sur del país
Avistaje de ballenas en un lugar único en el sur del país Foto: Guadalupe Oliverio

El laboratorio de mamíferos marinos del Centro Nacional Patagónico registró para esta temporada la llegada de 1.031 ballenas. Este censo se hace a partir de un sobrevuelo realizado en inmediaciones de Península Valdés.

Las zonas registradas van desde la desembocadura del río Chubut, a la altura de Puerto Rawson, hasta Puerto Lobos, en el punto del límite norte con Río Negro, y se las ve más que instaladas.

Se observaron 1.031 ballenas, de las cuales 663 son adultos, tanto machos como hembras y 368 son crías”, explicó el biólogo Enrique Crespo, quién forma parte del equipo del Laboratorio de Mamíferos Marinos del CENPAT- CONICET.

Avistaje de ballenas a metros del barco
Avistaje de ballenas a metros del barco Foto: Guadalupe Oliverio

¿Dónde ver ballenas en Puerto Madryn?

Los mejores meses para verlas son entre agosto y noviembre. En esos momentos se pueden divisar ballenas desde las playas de la ciudad de Puerto Madryn. Pero si queremos verlas más de cerca, hay que entrar a Península Valdés.

Un recorrido imperdible es el de Puerto Pirámides, donde desde una embarcación podemos escucharlas y avistarlas a metros.

Los barcos apagan sus motores en el agua y la regla a cumplir es que el encuentro sea generado a partir de la curiosidad de las ballenas. Y aunque nos parezca increíble, son ellas quienes se acercan a las embarcaciones con sus crías para vernos.

Entre acantilados y un paisaje imponente, las ballenas saltan, muestran sus colas y amamantan.

Un encuentro mágico en Puerto Madryn
Un encuentro mágico en Puerto Madryn Foto: Guadalupe Oliverio

¿Por qué van las ballenas a Puerto Madryn?

La visita de estos enormes mamíferos no es casualidad. Eligen las costas patagónicas para instalarse al ser áreas más templadas, ideales para reproducirse, tener a sus crías y alimentarlas.

Una vez que el ballenato está fuerte, comienzan su migración hacia aguas cerca de las Islas Georgias del Sur.

Las ballenas no llegan, ni se van todas juntas. Es por eso que tanto al principio como hacia el fin de temporada hay menos cantidad y se hace más difícil de observarlas.

Avistaje de ballenas en invierno en Puerto Pirámides
Avistaje de ballenas en invierno en Puerto Pirámides Foto: Guadalupe Oliverio

¿Qué se puede hacer en Puerto Pirámides?

Esta área fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y es el único centro poblado y con servicios dentro de la Península Valdés.

Hay una enorme diversidad de bares, restaurantes y cantinas que ofrecen variedad de platos regionales. Con vista al mar o a los acandilados, cada cocina es única.

Muchos turistas optan por pasar la noche en Pirámides, por lo que hay hoteles y cabañas para alquilar.

No cobran entrada para ingresar y se pueden recorrer los acandilados con vista al mar mientras las ballenas siguen saltando.

Vieiras gratinadas, la especialidad de la casa.
Vieiras gratinadas, la especialidad de la casa. Foto: Google

El Doradillo: la playa en la que podés caminar al lado de las ballenas

Otra opción recomendada para ver ballenas es la playa de El Doradillo. Cuando la marea está alta, desde la costa podemos observar a estos mágicos mamíferos y hasta podemos acompañar su nado caminando a la par de ellos.

Una particularidad de este rincón de la Península Valdés es que logramos escucharlas respirar. Al estar tan cerca, sus sonidos son perceptibles para nuestros oídos, logrando una experiencia única e inolvidable.

Puerto Pirámides es un lugar privilegiado para hacer avistaje
Puerto Pirámides es un lugar privilegiado para hacer avistaje Foto: Guadalupe Oliverio
Encontrá en el mapa todas las playas y su fauna para hacer avistaje
Encontrá en el mapa todas las playas y su fauna para hacer avistaje Foto: Google

¿Qué hacer en Península Valdés?

Esta es una reserva de la naturaleza patagónica, dónde podemos encontrar una diversa fauna. Guanacos, choiques, zorros, ovejas pasean libremente por su territorio y podemos observarlos al recorrer las rutas con el auto.

Fauna y flora en Península Valdés
Fauna y flora en Península Valdés Foto: Guadalupe Oliverio

La Reserva Isla de los Pájaros fue creada en 1967 con el objetivo de proteger las especies de aves que viven en la Península.

Allí encontramos cormoranes, garzas blancas y brujas, gaviotas cocineras, biguáes, ostreros, flamencos, pingüinos de Magallanes y gaviotines.

Aves de la Península Valdés
Aves de la Península Valdés Foto: Guadalupe Oliverio

Para las y los fanáticos de los lobos marinos, el Golfo Nuevo es una parada obligatoria. Desde un acantilado se observa como juegan, se pelean, amamantan y nadan estos hermosos mamíferos.

Lobos marinos desde el Golfo Nuevo
Lobos marinos desde el Golfo Nuevo Foto: Guadalupe Oliverio

Este punto es un accidente costero ubicado al noreste de la provincia del Chubut, desde el cual también hay una vista panorámica del mar y si prestamos atención podemos ver como se asoman las colas de las ballenas.

Temas Relacionados