Luego de que le sacaran el celular a un preso en la comisaría de Paso del Sapo, en Chubut, decidió iniciar una protesta. Acto seguido, prendió fuego el colchón de su celda, pero el incendio se salió de control y el sujeto murió.

El episodio se desarrolló el 14 de junio y debieron trasladar al hombre a las Unidades de Terapia Intensiva del Hospital de Esquel, debido a que el 85% de su cuerpo estaba quemado.

Finalmente, el lunes 20, el sujeto de 31 años -acusado por el delito de homicidio- falleció como consecuencia de sus heridas, según confirmó Marcelo Piñero, segundo jefe de la Unidad Regional de Esquel.

Un preso incendió el colchón de su celda y, tras quemarse el 85% de su cuerpo, falleció. Foto: Ignacio Blanco

El comisario detalló a Radio 3 Cadena Patagonia que las autoridades policiales le habría quitado el teléfono al imputado debido a que no estaba permitido su uso. Esto generó que se enojara y accionara de tal manera.

Si bien el personal de salud estaba evaluando trasladarlo a otro centro de mayor complejidad por la gravedad de sus heridas, finalmente perdió la vida en el hospital al que ingresó originalmente.