La Jueza de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Cristina Fortunato, ordenó la prisión preventiva sin plazo de un hombre rafaelino de 30 años, acusado de ser autor de un delito contra la integridad sexual de su propia hija, menor de edad (tan solo 13 años).

Si bien la investigación es dirigida por el fiscal Gustavo Bumaguín, la fiscal Favia Burella fue quien representó al MPA en las audiencias imputativa y de medidas cautelares. Burella solicitó que el imputado transite el proceso penal privado de su libertad.

Burella manifestó que “al imputado se le atribuyó la autoría de los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante de actos análogos al acceso carnal y corrupción de menores”. Aclaró que “todo fue cometido en perjuicio de una persona menor de trece años y está agravado por la guarda”.

Vivienda

Burella señaló que “el hombre que quedó en prisión preventiva es el padre biológico de la víctima pero nunca la reconoció legalmente”. No obstante, precisó que “desde una corta edad, la niña solía quedarse al cuidado del imputado, situación que él aprovechaba para llevar adelante su accionar delictivo”.

La fiscal afirmó además que “en distintas oportunidades de 2020 –en fechas que aún no lograron ser determinadas–, el hombre investigado abusó sexualmente de su hija en una vivienda en la que él residía”. Agregó que “la sometió en reiteradas oportunidades”, y planteó que “en todo momento tuvo conciencia de los daños que podía generar en la salud física y psicológica de la menor”.