La municipalidad de San Guillermo (departamento San Cristóbal) y la comuna de Clucellas (Castellanos) decidieron restringir aún más la circulación de personas y las actividades, con el fin de bajar los casos de coronavirus. Se suman a Sunchales, que también había anunciado medidas similares. Todas las localidades derivan sus pacientes más complicados al Hospital de Rafaela, que trabaja por encima del 90% de su capacidad.

En San Guillermo, por ejemplo, se decidió cerrar todas las actividades no esenciales desde las 18 hasta las 7 del día siguiente. Bares y restaurantes no tendrán atención al público: solo atenderán por delivery. Las actividades deportivas en espacios cerrados quedó suspendida: solamente puede hacerse al aire libre. Ya no tienen camas disponibles: ni en el sector público ni en el privado: tienen más de 200 casos activos, con casi 10.000 habitantes. Rafaela, con más de 110.000 tiene 556.

Asimismo, la situación de Clucellas es muy preocupante: tienen 47 casos activos, de los cuales, 14 se informaron en un solo día. Tiene 1700 habitantes. En esa localidad, se cerraron las escuelas en todos los niveles (inicial, primaria y secundaria) este martes para desinfectarlas, retomando las actividades este miércoles. Asimismo, se suspendieron las actividades deportivas, lo que incluyó el partido con Sportivo Norte de Rafaela, que debía disputarse este domingo, en el marco de la Primera de la Liga Rafaelina de Fútbol. Por lo pronto, las medidas durarán 8 días, para luego realizar una evaluación y decidir los pasos a tomar.

Esto se da en el marco de una situación sanitaria de la zona Salud muy preocupante: el Hospital de Rafaela, donde estas localidades derivan sus pacientes más complicados, está trabajando por arriba del 90% de su capacidad.