En el marco de las nuevas normas sanitarias de convivencia, establecidas con el objetivo de disminuir los niveles de contagios por COVID-19 mediante la reducción de la circulación de vehículos y personas por la vía pública, las fuerzas preventivas de seguridad continuaron, con puestos fijos y móviles para verificar su cumplimiento.

Los agentes de Guardia Urbana Rafaelina (GUR), Protección Vial y Comunitaria, Unidad Regional V de Policía de la Provincia de Santa Fe (URV) y Escuadrón Vial Rafaela de Gendarmería Nacional trabajaron de manera coordinada en el monitoreo del cumplimiento de la normativa vigente.

En esa instancia, se retuvieron dos motovehículos cuyos conductores no poseían certificado habilitante para circular ni tampoco la documentación de los vehículos. Las mencionadas motos fueron retenidas y trasladadas a los depósitos municipales, al tiempo que se labraron las actas de infracción a ambas personas.

Controles municipales por restricciones en pandemia.Prensa Municipalidad de Rafaela | Prensa Municipalidad de Rafaela

Asimismo, en respuesta a denuncias receptadas en el 105 y 911, se disipó a un grupo de personas que jugaban al fútbol en un espacio público y se inspeccionaron varios comercios que no cumplían con los protocolos establecidos en cuanto a la atención al público. En todos los casos se labraron actas, las que se pusieron a disposición de la Justicia para que continúe con el procedimiento.

Centro de Monitoreo

Por otra parte, durante la misma jornada, el secretario de Prevención en Seguridad de la Municipalidad de Rafaela, Maximiliano Postovit, recibió en el Centro de Monitoreo al jefe de la URV, Ricardo Arnodo Suárez; la subjefa, Marcela Fernández y el jefe de Agrupación de Unidades de Orden Público (AUOP), Baudilio Ponce.

Hicieron un recorrido por el lugar y observaron el funcionamiento del sistema de videocámaras a las que resaltaron como un elemento tecnológico y estratégico fundamental que ayuda al trabajo preventivo y coordinado del Comando Unificado.