Con motivo de una denuncia formulada al 105, la cual indicaba el de ingreso de personas en actitud sospechosa a un local comercial de distribución de alimentos ubicado en Carlos Gardel al 900, un móvil con agentes de la Guardia Urbana se hizo presente para verificar el hecho.

Al entrevistarse con el propietario, éste confirmó el faltante de bebidas, situación que llevó a convocar a las fuerzas policiales de la Unidad Regional V.

Al mismo tiempo, otro móvil de la GUR, que se encontraba realizando tareas preventivas, dio cuenta que observó a varios individuos en actitud sospechosa, corriendo y llevando consigo cajones con bebidas.

Las características de los masculinos hechas por el móvil de la GUR fueron ratificadas por el dueño del comercio, a través de la observación de las imágenes de la cámara de vigilancia instalada dentro de su local.

Con la presencia policial en el lugar se procedió a realizar el seguimiento de las personas observadas, arribándose a un domicilio particular de calle Chaco al 900.

Previa autorización de la Fiscalía en turno, la Policía procedió a concretar una requisa, con la colaboración de la GUR que ofició como testigo, llegando a localizarse lo sustraído del comercio de calle Gardel.

Acto seguido, se produjo la aprehensión de tres personas, de sexo masculino, quienes serían los responsables del episodio. Los mismos fueron trasladados a la Seccional 13° por razones de jurisdicción.