El senador por el departamento Alcides Calvo presentó un proyecto para que el Gobierno Nacional incorpore entre los grupos prioritarios del plan nacional de vacunación contra el COVID-19 a las personas con discapacidad con factores de riesgo.

El legislador señala que: “Las personas con capacidades diferentes, pese a estar dentro de la población de riesgo, según Resolución del Ministerio de Salud de la Nación Nº 1541/2020, no fueron incorporadas explícitamente en ninguno de los siete grupos que el Gobierno Nacional señaló a la hora de enumerar prioridades para vacunar”.

Un informe de la Agencia Nacional de Discapacidad con información recabada hasta el 23 de septiembre de 2020 corrobora que la discapacidad va asociada a una tasa de mortalidad más elevada: de los casos confirmados que tenían el Certificado Único de Discapacidad, habían fallecido un 7%, contra un 2,2% de los casos sin CUD. Una letalidad más de tres veces mayor.

Por su parte, la Alianza Internacional de Discapacidad (IDA, por sus siglas en inglés), destaca que “la mayoría de las personas que han fallecido a causa del COVID-19 han sido personas con discapacidad”, y que “las personas con discapacidad intelectual han tenido hasta seis veces más probabilidad de morir que otras personas”. Además, “algunas personas con discapacidad también tienen mayor riesgo de desarrollar graves problemas de salud como consecuencia del COVID-19”.

En nuestro país, contamos con la experiencia de algunas provincias como Neuquén y Mendoza, que priorizará a este grupo de riesgo para recibir la vacuna contra el COVID-19.