Una de ellas se dio en pleno centro, la otra en Eduardo Oliver al 200 y en Luis Maggi al 2200, 81 rafaelinos festejaban un cumpleaños. Éstos fueron trasladados a la Comisaría 1°, por desacato.


Las reuniones afectivas siguen prohibidas en toda la provincia de Santa Fe. Igualmente, se siguen desarrollando. Pero, para que las autoridades actúen, dependen de la denuncia de vecinos. Fue así que las fuerzas de seguridad actuaron durante la madrugada de este domingo e interrumpieron tres fiestas privadas, con la participación de más de 140 jóvenes.

Fiestas clandestinas en Rafaela

Por aviso de los vecinos, personal de la Unidad Regional V, Protección Vial y Comunitaria y Guardia Urbana arribaron a Eduardo Oliber al 200 donde se encontraban 43 personas en el interior; también repitieron el procedimiento en un domicilio ubicado en calle Luis Maggi al 2200 en el que había 81 personas festejando un cumpleaños. Por último, actuaron en un departamento localizado en bulevar Santa Fe al 200 donde detectaron la presencia de 18 jóvenes. En esta oportunidad tuvieron colaboración del Centro de Monitoreo Urbano y los participantes fueron trasladados a la Comisaría 1° por desacato a la autoridad.

Fiestas clandestinas en Rafaela

Además fueron denunciadas dos reuniones sociales, una en calle Ramón y Cajal al 200 con 10 personas; y la otra en Iturraspe al 500 donde se encontraban 7 integrantes con música en alto volumen y sin respetar las medidas vigentes.

En todos los casos se labraron las actas municipales por la infracción cometida. Preocupa mucho esta falta de responsabilidad y relajamiento con respecto a los cuidados sanitarios ya que se ha comprobado en muchas localidades, que fueron los encuentros sociales los que dispararon numerosos contagios.




Comentarios