Fue en calle Guaraní al 1800 y en Los Robles al 1500. Los vecinos hicieron las denuncias.


Dos semanas después de lo ocurrido en un bar céntrico (que este lunes reabre sus puertas), se conoció que este fin de semana se desarrollaron dos fiestas clandestinas, que fueron clausuradas.

En el marco del incesante trabajo preventivo que lleva adelante el Municipio, en contacto permanente con vecinos de distintos sectores de la ciudad, se detectó que estaban en plena organización dos fiestas clandestinas; una en Guaraní al 1800 y la otra en Los Robles al 1500, donde se promocionaba el consumo de alcohol.

Al hacerse presente en la zona, personal Protección Vial y Guardia Urbana constataron música alta y la presencia de alrededor de 150 jóvenes, sumando ambas fiestas privadas. Posteriormente procedieron a notificar a los responsables, y solicitaron el desalojo de los encuentros.

Desde que comenzaron a llevarse los encuentros afectivos, la Municipalidad de Rafaela viene trabajando para que se respeten los días, horarios y la cantidad de personas establecidas, a fin de que se consideren las disposiciones vigentes priorizando las medidas sanitarias para preservar la salud de todos los rafaelinos.




Comentarios