Arrancaron hace cuatro semanas, con 70 porciones. Ahora entregan 150. Es la misma gente que barría veredas como payasos a cambio de juguetes. "No hace falta no tener nada para ir", dicen.


Desde la llegada del coronavirus al mundo, todo ha cambiado. Ha sacado lo mejor y lo peor de la Humanidad. Las dificultades económicas van en incremento, en particular, en la población que se gana el “mango” día a día.

Fue en ese marco que una pareja decidió avanzar con la idea de organizar una olla popular en el barrio Güemes, en el noroeste de Rafaela. Su solidaridad ya tiene antecedentes: Nahuel Carlevaris y su esposa habían participado de la acción solidaria de Somos Uno ACCV, a partir de la cual se vestían de payasos, barrían veredas, a cambio de juguetes usados en buen estado. Juntaron 3.000. El día previo a Nochebuena, los repartieron en el norte de la ciudad.

Nahuel, en diálogo con FM Galena, comentó que “la pusimos en marcha hace algunas semanas. Gracias a Dios, se ha sumado muchísima gente“.

“Empezamos hace 4 semanas. Empezamos a hablar con el grupo, con el cual ya hacemos roperitos solidarios, y empezamos con bolsones con alimentos. Hacíamos colectas los diferentes integrantes para hacer las compras y repartirlos. Los llevamos a Saguier, a Frontera y a algunos en Rafaela. Pudimos cubrir familias que están en problemas. Nos venían pidiendo ayuda a través de Facebook”, contó.

“La olla popular la hacemos en mi casa. Fue una idea de mi esposa, Abi, que vio la necesidad que tenemos en mi barrio. Actualmente, estamos entregando 150 porciones. No podría decir cuánta gente concurre, porque a veces van acompañado”, agregó

Solamente entregamos los domingos. Queremos hacerlo un día más por semana, porque siempre hacemos comida de más y lo repartimos en el barrio Barranquitas y en calle Chaco”, dijo.

“Hasta ahora, hicimos arroz, polenta, fideos… todo con salsa. Usamos papas y cebollas, condimentos… Lo que más escasea es el puré de tomates y el aceite“, comentó y agregó que “recibimos donaciones de la gente. Quiero agradecer a Rellenitos de Amor, que siempre nos da una mano. Todo eso va a la olla. Además, ponemos dinero los integrantes de la Asociación. Actualmente, no recibimos donaciones de ninguna empresa“, mencionó.

Una olla para 150 platos, con todos los gastos (gas, por ejemplo), cuesta entre $3.000 y $4.000. “Todo depende de lo que le pongas. Cuando hay plata, va carne. Cuando no hay, salchichas“, contó.

El primer domingo entregamos 70 porciones. Ahjora estamos en el doble. Estimo que seguirá creciendo, porque la gente se va enterando. No hace falta no tener nada para ir: está abierta para los albañiles, pintores, remiseros… todos los que ahora no pueden trabajar. Todos tienen familia y yo sé que a todos siempre hace bien un plato de comida. Estamos para darle una mano a todos“, destacó.

La olla está en Mognaschi 1605, y se entregan las porciones los domingos, desde las 11.30. Todos aquellos interesados en dar una mano, pueden comunicarse al 03492 15 242936.




Comentarios