Tres personas recibieron prisión preventiva por los hechos ocurridos este sábado en Sunchales, en donde una veintena de personas emboscaron a 8 policías, lesionando a alguno de ellos y robando una escopeta reglamentaria. Dos mujeres -de 23 y 24 años- cumplirán la medida en sus domicilios, mientras que un hombre, responsable de haber ocultado el arma, lo hará en prisión. La jueza que tomó la determinación fue Cristina Fortunatto, en dos audiencias realizadas a distancia.

El fiscal que investigó los hechos fue Nicolás Stegmayer, quien imputó a las mujeres – cuyas iniciales son ARP y CEC– como coautoras de los delitos de robo calificado (por causar lesiones graves en las víctimas, por cometerse con armas y por cometerse en banda); atentado a la autoridad calificado (por cometerse a mano armada, poniendo manos en la autoridad y por ser realizado por una reunión de más de tres personas); daño calificado (por impedir el libre ejercicio de la autoridad y por ejecutarlo sobre bienes de uso público) y desobediencia y violación de medidas contra epidemias. Todos los delitos fueron atribuidos en concurso ideal y de forma agravada por la intervención de menores de edad.

Por su parte, al hombre de 28 años -cuyas iniciales son JIT- se lo imputó como autor de los delitos de encubrimiento por receptación y ocultamiento calificado (por la gravedad del delito conexto) y tenencia indebida de arma de fuego de uso civil. En este caso, la jueza Fortunatto dispuso la prisión preventiva por 30 días.

“Desde la Fiscalía solicitamos la prisión preventiva sin plazo para las dos mujeres”, sostuvo Stegmayer y agregó que “lo mismo hicimos en la segunda audiencia con el hombre investigado”.

El fiscal del MPA explicó que “la magistrada no dio los fundamentos de su decisión, los que serán informados en el plazo de ley. Por lo tanto –añadió Stegmayer– aguardaremos esos fundamentos para analizar los pasos a seguir y la posibilidad de apelar”.

“Entendemos que los hechos atribuidos a las dos mujeres son graves. Además, una de ellas cuenta con antecedentes penales condenatorios”, dijo. Por otra parte, también indicó que “lo mismo ocurre con el hombre, quien también tiene antecedentes penales condenatorios”.