Lo decidió la Justicia. El joven afirma que nunca tuvo intención de lastimar a la madre.


El juez Osvaldo Carlos decidió la prisión preventiva sin plazos para Miguel Angel Beresvilj, el joven de 23 años acusado de haber prendido fuego a su madre, la que se encuentra internada en Santa Fe, con quemaduras en el 70% de su cuerpo.

El joven hizo uso de la palabra en la mañana de este domingo, cuando se llevó a cabo la audiencia de medidas cautelares. “En ningún momento quise provocarle daño a mi madre. Sólo ella y yo conocemos lo que vivimos, jamás tuve intención de lastimarla“, afirma Diario Castellanos que dijo el acusado.

Miguel es el producto de una relación entre Romina Leiva y un hombre que no estuvo presente como padre. Esta figura fue José Palmero, padre de dos parejas de mellizos -de 13 y 9 años- y medio-hermanos de Miguel. Incluso, Palmero estuvo presente en la audiencia de este domingo. Romina ahora estaba en pareja con Roberto Mansilla, con quien vivieron varios años en Frontera (localidad donde fue detenido Miguel, tras el hecho ocurrido en Bella Italia, luego de haberse puesto en contacto con Mansilla, manifestándole su intención de terminar con su vida). Romina y Roberto se habrían realizado varias denuncias cruzadas por violencia. Sólo ella y yo conocemos lo que pasamos juntos“, dijo el acusado.

Ángela Capitanio, a cargo de la sección Género, Familiar y Sexual (Gefas) de la Unidad Fiscal Rafaela, los médicos que la atendieron dijeron que olía a combustible. Y los peritos de bomberos dicen que si esto es así, es porque hubo dos focos de fuego: el auto (el que Miguel reconoció que quería quemar) y la madre. Para Estrella Moreno, Defensora Regional, las pruebas no son concluyentes.

 Lo cierto es que luego de escuchar a las partes, el Juez Osvaldo Carlos determinó la prisión preventiva sin plazos para el joven, al aguardo de lo que será el juicio por “Homicidio agravado por el vínculo mediante violencia de género, en grado de tentativa, con daños”.




Comentarios