En medio de la tormenta de este miércoles, se quemó por completo el auto del sunchalense "Chente" Cipolatti, con el que ganó las 500 millas del '63.


Se perdió una reliquia del automovilismo. Este miércoles, en Sunchales, y mientras llegaba la tormenta que bajó notablemente la temperatura en la región, por causas que se desconocen (se habla de un rayo o de algún desperfecto electrónico), el cobertizo en donde se resguardaba el auto de Vicente “Chente” CIpolatti se quemó por completo. 

El predio le corresponde al Automóvil Midget Club. Cerca de las 11 de este miércoles, comenzó a arder, haciendo perder a esta joya del automovilismo. Los bomberos voluntarios hicieron todo lo posible para contener las llamas. Pero también se llevaron consigo trofeos, fotografías y demás recuerdos de esta gloria “tuerca”. 

El “Chente” había ganado con ese vehículo las 500 millas de Rafaela en 1963, cuando todavía la pista del óvalo no estaba pavimentada y era de tierra.

Incendio del auto de Vicente “Chente” Cipolatti (Eco de Sunchales)

El predio había sido inaugurado en 2011 y recibieron el auto donado por la Municipalidad.

Inmediatamente, el auto de Fórmula Uno Argentina fue retirado y puesto a recuperar. 




Comentarios