En lo que va del año, se recolectaron un total de casi 10 toneladas, informó el Municipio concluida la tercera campaña a campaña de recolección de residuos informáticos realizada por la Dirección de Protección Ciudadana y Medioambiente.

Durante la campaña realizada el último martes en el Corralón de Obras del Municipio, se recolectó un total de 2,75 toneladas.

Personal municipal realizó el trabajo de clasificación los residuos, cargándolos luego a un camión para ser trasladados al Servicio Penitenciario de Olavarría que hará uso de los elementos a través del reciclado.

Sumadas las dos campañas anteriores, se enviaron a Olavarría un total de 8,2 toneladas de residuos informáticos para reciclado.

Además, el Municipio recibió durante estas campañas más de 1,5 toneladas de baterías, pilas y teléfonos celulares en desuso que fueron enviados a la planta del IPES en Bahía Blanca para su disposición final en el relleno sanitario de seguridad.