Este martes se conmemoró el 171º aniversario del fallecimiento del General San Martín y el acto estuvo encabezado por el intendente Mariano Uset, en el parque homónimo, al pie del monumento que lo recuerda.

Luego del tradicional toque de las tres campanadas, a las 15hs – hora de muerte del general -, se realizó el traspaso simbólico de la Campana Sanmartiniana, cuya custodia pasó del Jardín N°913 de Nueva Bahía Blanca al Jardín N°914 de Albatros XX.

Al iniciar su discurso, el intendente Mariano Uset recordó que “en 1850 a las 3 de la tarde de un día como el de hoy, fallecía en Boulogne-sur-mer, donde había vivido los últimos años de su largo exilio, el padre de la patria”.

Destino el nuestro de negar e incomodar hasta el último día de su vida a quienes han hecho algo por esta Nación. Y San Martin fue uno de ellos, mayor héroe nacional y de américa, que murió austeramente y lejos de su patria”.

Acompañando al jefe comunal, participaron los secretarios del Departamento Ejecutivo, directores, el presidente del Concejo Deliberante, Nicolás Aramayo, y ediles de los diferentes bloques; autoridades de la Armada y de distintas instituciones del distrito.

En tanto, el intendente se refirió a la ceremonia de traspaso de la Campana Sanmartiniana, como “una tradición data de 1952, en el origen de este parque y este monumento, hecho con bronce recuperado por la ciudanía (de viejas canillas y llaves) que permitió también fabricar esta campaña destinada a los chicos de Coronel Rosales y Puerto Belgrano, como reza su inscripción”.

“Justamente a las tres de la tarde, hora en que pasó a la inmortalidad San Martín, tocamos las campanas. Cada año me pregunto si las doblamos o repicamos. ¿Cómo querría San Martin que hagamos sonar esta campana?”

Se conmemoró el 171º aniversario por el fallecimiento del General San MartínVía Punta Alta

“Hoy me tocó doblarla como señal de duelo”, dijo el intendente, al tiempo que propuso a la directora del Jardín 914, Adriana Sinelli, quien tendrá la su custodia durante un año, que “se atrevan a darle un gusto a Don José, que también disfrutaría de su repique en señal de alegría en el Jardín”.

“Les deseo de corazón que disfruten la presencia de esta campana en el jardín, y no dejen de reflexionar sobre los valores que no dejo el padre de la patria”, expresó el intendente a la comunidad educativa del Jardín 914.