El pasado martes ingresó al dique seco de Puerto Belgrano el rompehielos ARA “Almirante Irízar” para tareas de mantenimiento y alistarse para la próxima Campaña Antártica de Verano.

El Irízar llegó a Puerto Belgrano a mediados de mes y ahora se encuentra en dique seco para las tareas que están previstas por norma de la Armada Argentina cada dos años y que incluyen el carenado básico.

El personal del Arsenal Naval Puerto Belgrano y la tripulación realizarán otras 60 tareas en la embarcación en un plazo de 90 días.

Dado el actual contexto signado por la pandemia COVID-19, se organizaron grupos de trabajo bajo la modalidad de burbuja. El 50% del personal trabajará durante 15 días, y luego rotará con el otro grupo.

Durante su estadía en dique seco la unidad de la Armada mantendrá todos sus servicios a la vez que se realizarán tareas de adiestramiento para sus tripulantes.