Desde la Delegación Municipal de Bajo Hondo, se iniciaron este miércoles los trabajos para instalar un circuito de salud para que los habitantes de la localidad rural puedan realizar allí parte de sus actividades físicas.

Comenzaron a construirse las plateas de hormigón, donde la semana próxima se instalarán seis diferentes equipos preparados para permitir la realización de diferentes ejercicios físicos.

El objetivo de este nuevo espacio, instalado sobre el ingreso a Bajo Hondo en la Avenida de los Inmigrantes, es brindar a su población un mejor acceso a las actividades saludables.

El delegado de Bajo Hondo, Jaime Ballester, explicó que “los trabajos se hacen con personal de la Delegación, en conjunto con la Secretaría de Obras del Municipio, y la ayuda desinteresada del señor Juan Campos, vecino de nuestra localidad”.