El bloque de concejales de Bien Común presentó un proyecto de ordenanza por el que se busca dejar establecido que los funcionarios políticos que incurran en infracciones municipales paguen una multa más cara que el resto de los vecinos.

Desde la bancada vecinalista indicaron: “Proponemos que el máximo a pagar sea un tercio mayor que una infracción normal. Dicha iniciativa es impulsada desde nuestro bloque porque creemos que los funcionarios tenemos que dar el ejemplo”.

“No seríamos el primer municipio en tener medidas de este estilo ya que en Trenque Lauquen, por ejemplo, se aprobaron ordenanzas similares que tienen como fin desarrollar un sentido de mayor responsabilidad de quienes ejercen la función pública”, agregaron.

En un sentido similar recordaron que tiempo atrás se aprobó una iniciativa que eliminó la autorización de estacionamiento gratuito que tenían los concejales frente a la comuna, y la ordenanza que prohíbe la contratación de familiares directos de funcionarios.