Mario Alberto Barroz estuvo hoy jueves frente al Fiscal Diego Torres, subrogante de la UFIJ N° 3, negó su vinculación con los hechos y no pudo brindar una explicación concreta respecto de las lesiones que presentaba la menor.

El expolicía de 29 años y acusado, sostuvo que se encontraba al cuidado de los menores pero no logró brindar una explicación razonable para la Fiscalía respecto de las lesiones que tenía la nena, dijo que no hubo ingreso de terceras personas al domicilio en el que se encontraba y prestó su consentimiento para realizar las pericias de ADN.

Se le imputa el delito de abuso sexual doblemente agravado por el resultado muerte y por ser el guardador de la víctima.

La Dra. Susana Calcinelli, titular del Juzgado de Garantías N.º 3, convirtió en detención la aprehensión de Barroz y ordenó que se le otorgue cupo en la Unidad Penal N.º 4 de Villa Floresta.

Barroz fue aprehendido luego de que ingresara al Hospital Municipal Eva Perón de Punta Alta con la niña en brazos sin vida, exigiendo la atención de los profesionales médicos que intentaron reanimarla sin éxito.

Mario Alberto Barroz